Ir al inicio

Pinamar



ESPECTÁCULOS / CLAUDIO ACEVEDO

Talento en su voz y simpleza en su persona

Artista multifacético y cantante lírico, actuará los miércoles a la s 19.30 en Concierto de los bosques de Cariló, jueves 22hs. en La baita Ristorante en Ostende y los viernes 22hs. en Paseo de las Victorias, Cariló.

(Colaboración Paola Ippolito) Él es un artista versátil y talentoso, se siente como hijo adoptivo de Pinamar y pudimos conocerlo un poco más - ¿Cómo es tu vínculo con el público? - Mágico, porque cada vez que canto lo interpreto de distinta manera. En mis conciertos hay un ida y vuelta, yo me entrego de lleno, la gente lo devuelve y así vamos por más. - Cariló será una vez más hogar de tu música, contanos acerca de cada show - Cada concierto tiene su identidad, así entonces íntimo, Vincero (Venceré), o Passione (Pasión), entre otros. Cada nombre determina y guía el repertorio elegido. - ¿Cuál es tu emoción más primitiva al cantar música italiana? - La pasión en todas sus formas y matices. La embriagante sensación de sentirse morir y renacer en cada nota. - Tuviste momentos difíciles? - Sí claro, me ha tocado tener que estar fuera de casa, viviendo con amigos, con mi abuela o vivir en el mismo lugar donde trabajaba, de muy chico. También me ahorraba el viaje desde City Bell hasta la Plata haciendo humor en los colectivos. La historia del tema Caruso tiene un trasfondo más que emotivo, Claudio cantó ese tema el mismo día que falleció su padre; su madre y su hermano lo impulsaron y superó con éxito el momento. - ¿Un legado para tus hijos y tus alumnos, considerando que debemos dejar un mundo de valores y un espacio mejor? - Como legado uso palabras de mi padre “tratá de ser el mejor en lo que hagas, todo es honroso e imprescindible”. Cuando daba clases siempre hacía algo al llegar mis alumnos, ellos me veían barriendo el escenario. -¿El éxito es relativo? -Mirá, te voy a contar dos extremos, una ovación en Salta en 1999 para diez mil personas. Y en 1987 con el show de los chicos enamorados, siete chicos en Ayacucho, provenientes de un hogar carenciado, me aplaudieron. Ese es el legado, pasión y compromiso. Intentar estar un paso por delante de los demás y dos pasos delante de mí mismo -¿Qué temas te conmueven más de comedias musicales? - Si tuviera que filtrar, son tres: Bring him home y empty tables empty chairs, de Los Miserables, Música en la oscuridad del Fantasma de la Ópera y Por qué puede un pájaro ser libre del Jorobado de Notre Dame -¿Cuáles son tus referentes? - El más fuerte, lejos, es Charles Chaplin, era actor, violinista autodidacta y un genio. Como cantantes, mis viejos. Los dos supieron enseñarme muchas cosas....pasión, rectitud, seriedad, respeto al escenario y al artista. Siguiendo esta línea otros referentes fueron Esteban Mellino, Pepe Cibrián, Ana M. Campo, Angel Mahler y Jerry Lewis -¿Tus proyectos para este año? - En junio de 2016 fui nombrado Jurado internacional de ópera desde Italia, para Argentina, Sudamérica y Europa. Para febrero realizaré una selecta gira de conciertos como solista en Italia. Luego la realización del segundo Concurso Internacional de Ópera Argentina Italia y el primer Concurso Internacional de ópera para \"Voces blancas\" Argentina-Italia. y la reposición en Mendoza a nivel nacional de El Jorobado de París, yo dirigiendo, montando y protagonizando. Y una sorpresa lírica a nivel nacional que nunca antes existió en Argentina... - El año pasado se cumplieron 30 años de tu debut profesional, qué relación tuvo esta fecha con Elsa Bornemann? - Puse esa fecha, 16 de Octubre de 1986, porque fue el estreno del Show de los chicos enamorados, un infantil basado en su libro. -Trascendió tu generación, verdad? - Sí claro, le he leído y cantado mucho de Elsa a mis hijos. - ¿Qué pasó 10 años después? - En 1996 repuse ese show como homenaje a Elsa, dirigiendo el elenco del Teatro Podestá de La Plata pero esa vez para 28 personas, con una gran producción de mis alumnos de comedia musical. La charla terminó con algunos fragmentos cantados, anécdotas que quedaron grabadas y la certeza que nadie mejor que Claudio para honrar la emoción de la música.


LAS MAS LEIDAS