02/04/2024 - 42º ANIVERSARIO
Pinamar conmemoró la Gesta de Malvinas

Se llevó a cabo en la Plazoleta 2 de Abril de Ostende el acto oficial que contó con una gran afluencia de vecinos, escuelas del distrito, instituciones intermedias y fuerzas de seguridad.




Ostende ©.- Con motivo de cumplirse el 42º Aniversario de la Gesta de Malvinas, se llevó a cabo ayer en la Plaza 25 de Mayo – Plazoleta 2 de Abril el acto oficial por el Día del Veterano y Los caídos en la Guerra de Malvinas.


Estuvieron presentes las autoridades municipales encabezadas por el Intendente Juan Ibarguren, la presidenta del Concejo Deliberante Analía Figueroa, el padre Marcelo Panebianco, el VGM Ricardo Castro como Director Municipal de Veteranos. También asistieron las banderas de ceremonias de todos los establecimientos educativos de Pinamar, instituciones intermedias, Bomberos Voluntarios, fuerzas de seguridad, Grupo Scout Nuestra Señora de la Paz y Laura Vicuña.


Detalles


En la apertura, fueron nombrados los veteranos de guerra que vivieron y viven en Pinamar: Jorge Antonio Esteves, Eduardo Tomás Profitti, Mario Roberto Acosta, Jorge Brantiuk, Omar Blanco, Eduardo Canitrot, Ricardo Raúl Castro, Alberto Omar Madrazo, Miguel Alberto Romano, Walter Woodyatt Dansey, Carlos Alberto Bassano, Carlos Alberto Aguilera, Roberto Carlos Juárez, Sergio Emilio Bracamonte.


El Intendente Ibarguren junto a la concejala Camila Merlo y el VGM Eduardo Canitrot izaron el Pabellón Nacional. A continuación la presidenta Figueroa junto al concejal Horacio Errasquin y el VGM Jorge Esteves colocaron una ofrenda floral al pie del mástil.


Luego del Minuto de Silencio pedido para recordar a los soldados caídos, el padre Marcelo Panebianco tuvo a su cargo una invocación religiosa. “Hay vida y esperanza, porque justamente estos hermanos que por valores tan importantes y por nosotros, sufrieron tanto y dieron la vida; y están vivos ahora porque fueron rescatados por el Señor Jesús, que resucitó para que nosotros tengamos vida.”


“Ser honestos y recordar la historia con fidelidad, hace que vivamos nuestro presente con una gran responsabilidad. Queremos una Patria, un suelo donde se pueda vivir dignamente de acuerdo a quienes somos y como sociedad.”


Luego, invitada por los veteranos de Pinamar, la profesora Claudia Gómez Costa hizo una semblanza de la historia de las Malvinas, el por qué son nuestras y la visita que realizó el año pasado a las islas donde pudo conocer de primera mano la cultura de los kelpers y recorrer los lugares de batallas y el cementerio de Darwin. “La causa Malvinas nos iguala, nos une, nos representa y también nos compromete” afirmó. A continuación, la docente hizo entrega de fotografías y presentes de Malvinas a los VGM Castro, Canitrot y Aguilera.


Fue Aguilera quien pidió un minuto para destacar la labor que lleva adelante Gómez Costa y la Fundación Aprendiendo Bajo la Cruz del Sur que presidente, llevando internet a más de 150 escuelas del país. “En cuanto a Malvinas, acá estamos para recordar a nuestros muertos, los que regaron con su sangre nuestra tierra. La Virgen, más allá de la profesión de fe de cada uno, la imagen que nos acompañó hace unos meses acá y también en campaña, en el combate, nos cobijó con su manto.”


Historia de un maestro


A su turno, el periodista Sergio Michnowicz leyó unas palabras referidas al soldado-maestro que cayó en las islas. “MALVINAS – 42 AÑOS


En tiempos donde la educación pública es golpeada, con recortes presupuestarios por un lado y premios a modo de vauchers para unos pocos por el otro, me viene a la memoria la frase de un mandatario que afirmaba que era una desgracia caer en la escuela pública. ¿Se acuerdan?


Dicho esto, les voy a contar la historia de un maestro de una escuela pública que dejó un valioso legado a sus alumnos y a la sociedad argentina toda.


Julio Rubén Cao tenía 21 años y era maestro de la Escuela 32 de Gregorio de Laferrere. Desde que tenía memoria, había querido ser maestro. Estaba esperando un hijo con su mujer Clara Barrios. Quería ser padre y soñaba con una familia numerosa.


La Guerra de Malvinas lo encontró enseñando. Julio era clase 1961 e hizo el servicio militar obligatorio en 1981 en el Regimiento de Infantería Mecanizado 3 “General Manuel Belgrano” de La Tablada. Cuando lo terminó, volvió a ejercer la docencia en la EP32. En abril de 1982 se presentó como voluntario para combatir en las islas, siendo destinado a Puerto Argentino.


Cuando Delmira, la mamá del maestro Julio se enteró, le pidió que no vaya a la Guerra. Pero él le contestó:


'Pero Mamá, no me pidas eso, ¿con qué cara entonces, yo podría al otro día ir a clase y contarle a mis alumnos sobre San Martín, sobre Belgrano, cuando su propio maestro, se quedó abajo del pupitre?'


Julio nunca volvió. Cayó en la batalla de Monte Longdon el 10 de junio de 1982. Nunca pudo conocer a su hija, que nació en agosto, dos meses después de terminado el conflicto bélico. La bautizaron María Julia, en honor a su padre.


Antes de su caída en combate, como maestro comprometido con sus estudiantes, les escribió la siguiente carta:


Desearía que hiciera llegar a la maestra de 3ro D este mensaje para mis alumnos:


A mis queridos alumnos de 3ro D:


No hemos tenido tiempo para despedirnos y eso me ha tenido preocupado muchas noches aquí en Malvinas, donde me encuentro cumpliendo mi labor de soldado: Defender la Bandera.


Espero que ustedes no se preocupen mucho por mi porque muy pronto vamos a estar juntos nuevamente y vamos a cerrar los ojos y nos vamos a subir a nuestro inmenso Cóndor y le vamos a decir que nos lleve a todos al país de los cuentos que como ustedes saben queda muy cerca de las Malvinas.


Y ahora como el maestro conoce muy bien las islas no nos vamos a perder.


Chicos, quiero que sepan que a las noches cuando me acuesto cierro los ojos y veo cada una de sus caritas riendo y jugando; cuando me duermo sueño que estoy con ustedes.


Quiero que se pongan muy contentos porque su maestro es un soldado que los quiere y los extraña.


Ahora sólo le pido a Dios volver pronto con ustedes. Muchos cariños de su maestro que nunca se olvida de ustedes. Afectuosamente JULIO


Fue Delmira, su mamá, la que peleó contra la desmalvinización que la dictadura y gobiernos posteriores intentaron imponer, dejando en el olvido a los y las veteranas, intentando instalar la idea de un imperialismo británico “invencible” y el negacionismo de la magnitud de la lucha antiimperialista por Malvinas y en todo el territorio. El rol de la mujer, una vez más, dándonos una lección de vida, de lucha, de historia y dignidad.


Hasta 2018, su cuerpo permaneció enterrado bajo una placa que rezaba “Soldado argentino sólo conocido por Dios”. Ese año el Equipo Argentino de Antropología Forense identificó sus restos, enterrados en el cementerio Darwin, siendo el soldado n° 92 en identificarse.


Hoy, la escuela en donde enseñaba, la Primaria 32 de Gregorio de Laferrere, lleva su nombre.


Estas palabras, esta breve historia fue motivada por la docente Claudia Gómez Costa (MUCHAS GRACIAS CLAUDIA). Ella estuvo hace unos meses en las islas. Y de allí me trajo un pequeño tesoro de Monte Longdon, lugar donde el maestro Julio dejó su vida.


Por los que quedaron en Malvinas y por todos los veteranos. VIVA LA PATRIA!! MUCHAS GRACIAS.”


Palabras del VGM Castro


“Hace cuarenta y dos años, las Fuerzas Armadas Argentinas recuperaban el ejercicio pleno de la Soberanía Nacional sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, la Isla Sándwich del Sur y los espacios marítimos correspondientes.


Los comandantes políticos y militares carecían de la idoneidad estratégica para conducir la guerra, cayendo en la trampa tendida por EE. UU y Gran Bretaña de fabricar una “guerra” que les permitiera establecer las bases militares que necesita la OTAN en el Atlántico Sur, que es lo primero que hicieron al finalizar las acciones armadas.


Sin embargo, el pueblo argentino, junto a los pueblos de Iberoamérica y del Sur del mundo, resignificaron el acontecimiento, exigiendo una lucha en serio contra el colonialismo. Cientos de miles de mujeres y de hombres de nuestro país se comprometieron con el esfuerzo bélico, mientras decenas de miles se anotaban en las embajadas argentinas en toda América.


La batalla del Atlántico Sur se perdió en Buenos Aires por ausencia de conducción política estratégica, no en los montes de la Isla Soledad, de la Gran Malvinas o en los mares y cielos del Atlántico Sur. Nuestros soldados pusieron en jaque a las fuerzas invasoras, como parte del pueblo argentino al que pertenecen.


Al regresar de los combates, tuvimos que enfrentarnos al desamparo institucional en que los sumió la última Junta Militar encabezada por el Gral. Bignone, y la activa y a continuación la desmalvinización instrumentada por el gobierno de Raúl Alfonsín.


Los Combatientes tuvimos que organizarnos y así ir formando los primeros centros de veteranos de guerra en todo el país para luchar por nuestros derechos, Con mucho esfuerzo y grandes pérdidas por los suicidios de cientos de compañeros, logramos en la posguerra una serie de reconocimientos, que incluyó a los familiares de los caídos en combate, desafiando la indigna propaganda que quiso condenarlos al rol de víctimas, cuando el pueblo los reconoció desde un principio como Héroes.


Los gobiernos que se sucedieron en estas más de cuatro décadas no abandonaron el reclamo formal por el ejercicio pleno de la Soberanía, pero no pudieron o no quisieron revertir la estrategia británica de saquear los recursos en el Atlántico Sur y profundizar su ocupación colonial en un tercio del territorio argentino.


Hoy nos encontramos frente a un gobierno que ha manifestado su admiración hacia la criminal de guerra Margaret Thatcher, que se alinea explícitamente a los países que integran la OTAN ni más ni menos, las fuerzas de ocupación de nuestros territorios, que firma acuerdos con los EE.UU. para entregarle el control de la red troncal del Río Paraná, que titubea en responder por los canales diplomáticos a la pretensión británica de ampliar su presencia ilegal en nuestra Antártida y sus mares correspondientes y que está dispuesto a entregar todos los recursos estratégicos de nuestra economía al globalismo financiero anglosajón.


Por eso, a cuarenta y dos años de la Gesta de Malvinas, y frente al Monumento que recuerda a sus Héroes, ratificamos nuestro compromiso para enfrentar al colonialismo en todas sus formas. Para recuperar el ejercicio pleno de la Soberanía en nuestras Islas Malvinas y demás territorios ocupados por una potencia extra-continental, necesitamos recuperar un Proyecto de Nación. No basta con la diplomacia profesional. Hace falta que el pueblo argentino recupere su pleno protagonismo.


Para luchar por la recuperación de nuestras Islas Malvinas, exigimos que en cada una de las escuelas y aulas de nuestro país se enseñe la verdadera Historia y de la lucha infatigable que viene realizando el pueblo argentino desde 1833 por la integración territorial, según lo prescribe la Ley 26.206 del año 2006.


En estos cuarenta y dos años he escuchado hablar de Memoria y Justicia, pero nadie se ocupó de buscar Justicia para los Veteranos y sus familiares ante los crímenes de lesa humanidad que cometió en Malvinas por el enemigo Ingles, y para eso es necesario denunciar los Acuerdos de Madrid y de Londres y derogar todas las trampas jurídicas que ha venido impulsando el Reino Unido de Gran Bretaña, donde el ex presidente Carlos Menen en 3er. Punto del acuerdo acepta que ninguno de los dos países no pueden reclamarse nada con respecto a lo ocurrido en la guerra, eso privo que se hiciera justicia ante los delitos de crímenes de guerra de lesa humanidad, cometidos por el enemigo invasor, como fue el hundimiento del Crucero Gral. Belgrano donde perdieron la vida 323 marinos, el derribo del Hércules TC 63 donde pierde la vida nuestro ciudadano recientemente reconocido aquí en Pinamar Rubén Martel y sus seis tripulantes, el fusilamiento fallido del Cabo Carrizo perteneciente al Reg. 7 de Inf. De la Plata en Wireless Ridge.


Hay muchos casos puestos de manifiesto en libros escritos por el enemigo. Necesitamos justicia, para dar le Paz a sus familias y que estos crímenes no queden impunes.


Mientras las autoridades británicas se nieguen a cumplir con el mandato de las Naciones Unidas, nuestro país debería suspender toda conexión aérea o marítima desde el continente argentino suramericano hacia las Islas, solicitando que los países hermanos de Suramérica hagan lo propio, como ya ocurrió hace una década cuando las Repúblicas hermanas del Brasil, Uruguay y Perú rechazaron el amarre de buques británicos en sus puertos.


Entendemos que nuestro país debe redefinir sus alianzas internacionales de acuerdo con su propio interés, que reside en la construcción de un mundo multipolar, más justo y con mayores posibilidades para todos los pueblos y todas las naciones, sin sujetarse a visiones ideológicas extemporáneas.


Nos comprometemos, junto al Pueblo Argentino, en construir una Nación Justa, Libre y Soberana, integrada a la Patria Grande. Sólo así seremos dignos del sacrificio de los que dieron sus vidas, para que las nuestras tengan sentido. ¡MALVINAS, VOLVEREMOS! ¡LA PATRIA NO SE VENDE!”


Palabras de Ibarguren


El Jefe Comunal fue breve en su alocución. “Estamos para conmemorar una fecha muy especial que toca a todos los argentinos. Que marcó un antes y un después en la historia de nuestro país. El 2 de Abril no es una fecha más en el calendario. Es una fecha con mucho significado, en la que recodamos a valientes compatriotas que lucharon por nuestras islas y por la soberanía de nuestras tierras. Muchos de ellos hasta sacrificaron sus vidas.”


“También es un día en el que debemos recordar los errores que nos llevaron a tener esa guerra. Y como decía Claudia, hay que estudiar esos hechos, analizarlos, entenderlos, para que no vuelvan a pasar nunca más. Hoy en este nuevo aniversario 42º es un momento para reflexionar, recordar, para tener memoria, de que la paz, la justicia, el diálogo, son valores que tenemos que preservar. Y como decía el padre Panebianco, tengamos esperanza; aprendamos de los errores del pasado para construir un futuro mejor. Muchas gracias.”


En el cierre el recitador criollo Antonio Míguez homenajeó a los veteranos con un poema gauchesco de Adrián Maggi llamado “2 de Abril”.


02/04/2024


ESPACIO PUBLICITARIO









SOCIALES

 13/04/2024 -
EL CADETE NOS CONTÓ...

 13/04/2024 -
FARMACIAS DE TURNO





Fundado el 28 de Mayo de 1993
Propietarios: Dr. Juan Carlos Eyras, Dr. Guillermo Eyras
Director: Dr. Juan Carlos Eyras
Domicilio: Dr. Carlos Madariaga 225, Gral. Madariaga, Buenos Aires, Argentina
(C) 2024
Registro DNDA N°04054550

14/04/2024