24/11/2021 - COMUNIDAD
Madariaga: cruces en el HCD por el proyecto de la “Beca Mejor Promedio”

La palabra de Sheila Acosta, directora de la Escuela Secundaria N° 1, quien cuestionó la propuesta por considerarla “injusta, desigual y meritocrática“


En la mañana de ayer se vivieron momentos de tensión y fuertes cruces en el Concejo Deliberante de General Madariaga donde se debatió el proyecto de la “Beca Mejor Promedio”, presentado por el oficialismo local.


 


Por tal motivo EL MENSAJERO dialogó con Sheila Acosta, directora de la Escuela Secundaria N° 1, quien estuvo presente en el encuentro, protagonizó tensos cruces con algunos ediles y cuestionó la propuesta, postura adoptada también por otros directivos.


 


“La semana pasada nos llegó a los directores de Educación Secundaria una invitación para asistir al HCD. La reunión sería hoy martes 23 (ayer) por la mañana, a debatir un proyecto presentado por la Juventud Radical que propone una beca al mejor promedio del distrito, a lo que suma la asistencia perfecta que, luego explican, se aplicaría en caso de empate”, explicó.


 


Y detalló que “asistimos puntualmente cinco directivos y algunos nos explayamos sobre el carácter injusto, desigual y meritocrático de la propuesta. En mi intervención hice notar varios puntos en los que se hallaba viciado de origen el citado proyecto.


Primer vicio: habla de premiar el esfuerzo, como si el proceso de enseñanza-aprendizaje estuviera sujeto a fuerzas y sacrificios. Muchos teóricos de la educación se han explayado al respecto, quienes han explicado que el fracaso en el sistema educativo no es producto del no esfuerzo de los estudiantes, sino del propio sistema que reproduce la exclusión, teoría que sabemos es de autoría de Pierre Bourdieu. Por ello, les expliqué a los concejales del oficialismo que no es correcto presentar un proyecto para supuestamente premiar el esfuerzo, porque el proceso de enseñanza-aprendizaje se lleva adelante con sujetos únicos e irrepetibles que no deben competir entre ellos por una nota o calificación, sino compartir recíprocamente sus fortalezas en los distintos campos del conocimiento. Solo este vicio echa por tierra el proyecto de marras y, por eso, solicité como directora de secundaria que se lo dejara sin efecto”.


 


“Segundo vicio de origen: el proyecto cita la Ley de Educación Secundaria, que evidentemente desconocen, pues ésta, anclada en la obligatoriedad como garantía del ejercicio del derecho a la educación, es para Todos y Todas, no para uno solo que reciba un premio arbitrario basado en la desigualdad y el privilegio”.


 


“El tercer vicio se sustenta en la no comprensión o el total desconocimiento de la función compensatoria que debe tener una beca. Esa función compensatoria se sitúa en aquello que al estudiante vulnerable le falta, por eso están principalmente destinadas a ese universo de adolescentes y jóvenes incluyéndolos a todos. A todos esos que sufren una carencia económica o de construcción de su capital cultural”, completó.


 


“Dije que esto último demuestra la reproducción de las desigualdades que propone el proyecto instando a competir a los estudiantes de distintos contextos en una largada en que algunos salen con ventajas, con el mejor calzado deportivo y entrenados, y los otros, los de las escuelas de los barrios o del centro no colonizadas por la clase media sin ventaja alguna, descalzos y hasta rengos. Sobre esto último me quise detener en la orientación capacitista y discriminadora del proyecto que deja afuera de la contienda a alumnos con discapacidades físicas o que han sufrido accidentes, que suelen ser aprobados con siete en Educación Física, y a los estudiantes con PPI cuyas configuraciones cognitivas les impiden obtener la máxima calificación y son evaluados junto a los docentes de Educación Especial. También deja afuera a las estudiantes embarazadas y madres y a todos los que sufren alguna vulnerabilidad. Evidentemente, como les expresé, desconocen los honorables concejales el eje inclusor, que celebra la diversidad, que atraviesa el corpus de la ley de Educación Secundaria”.


 


“Por otra parte, volviendo a estos vicios infranqueables del proyecto me quise expresar acerca de la ilegalidad del concepto “asistencia perfecta” que va contra la propia humanidad de los estudiantes. Sobre esto les pregunté si los concejales y concejalas han tenido asistencia perfecta, falta cero al honorable recinto. Inferí que no porque son personas que sufren malestares, procesos de enfermedad, conflictos de toda índole y a veces, más en el marco de una pandemia, la pérdida de algún ser querido. En ese instante se me aclaró que la asistencia se usaría en caso de desempate, a lo que respondí si ellos consideraban que era lo mismo asistir a la escuela a pie que en 4x4, con necesidades básicas satisfechas o no, debiendo cuidar hermanos porque las madres trabajan en tareas precarizadas, teniendo o no que trabajar en la pretemporada veraniega en Pinamar. Como tampoco es lo mismo, en una competencia desleal por las calificaciones, haber nacido en un hogar de una familia que ejerció el derecho a la educación que en una que no lo ejerció, no es lo mismo tener dispositivos y conectividad plena que ser excluido digital, no es lo mismo tener espacio propio que compartir habitación y a veces la cama con los hermanos, no es lo mismo tener soberanía alimentaria que sufrir necesidades básicas insatisfechas y requerir un aporte alimentario estatal”, agregó.


 


Y analizó: “Otro punto que destaqué sobre esto de la contienda por las calificaciones, es que estos conceptos son antiguos y atrasan respecto del nuevo paradigma de justicia pedagógica que insta a enseñar, no meros contenidos, sino a aprender a aprender y se respeten los tiempos de cada uno. Respecto de esto, hace más de una década se abandonaron los cuadros de honor surgidos del promedio, no solo porque eran injustos, sino porque impedían observar los distintos intereses que mueven el deseo de aprender”.


 


-¿Por qué se produjeron los momentos de tensión?


Se debieron a la agresividad de los concejales del oficialismo. Uno de ellos me acusó de "resentida", por el solo hecho de defender a mis estudiantes de contexto vulnerable. La concejala Estanga me amenazó con informar a la Juventud Radical un recorte de mis dichos, no mis argumentaciones completas, y la concejala Curutchet, quien aparentemente no escuchó mis explicaciones pormenorizadas, me hizo preguntas personales porque soy hija de trabajadores informales, como si eso habilitara una respuesta meritocrática para todo.


Mi respuesta fue breve: "fui madre adolescente, rendí libre quinto año, no hubiera entrado en tu proyecto", y me retiré luego de narrar la situación de una alumna madre que no podría competir por el premio desigual propuesto y es el arquetipo de estudiante que sí necesita una beca real, como la necesitan muchos de los estudiantes de los contextos más desfavorecidos de la sociedad.


“Considero que el proyecto no debe prosperar. Se debería proponer uno que mejore las condiciones de todas y todos los estudiantes que quieren proseguir sus estudios, sean estos terciarios o universitarios, fuera de Madariaga o con las excelentes ofertas distritales que tenemos en los dos institutos y la Escuela de Arte”, concluyó.


¿En qué consiste la Beca Mejor Promedio?


- Premiar a un alumno de cualquier institución educativa con un monto económico significativo por su mejor promedio


- Deberá presentar su inscripción en un nivel terciario o universitario


- A mitad de año deberá acreditar que continua con sus estudios. Caso contrario la beca será anulada


- Contar con un buen porcentaje de asistencia a clase durante su último año escolar


- Será incompatible con las demás becas económicas, con excepción de la beca de la casa del estudiante


- La beca será otorgada por un solo período de 11 meses, de febrero a diciembre inclusive


 


COMENTARIOS
ESPACIO PUBLICITARIO

 08/08/2021 -

 12/08/2021 -

 03/04/2018 -

 03/04/2018 -

 02/05/2018 -

 19/11/2021 -

 22/10/2018 -

SOCIALES

 01/12/2021 -
EL CADETE NOS CONTO

 01/12/2021 -
FARMACIAS DE TURNO



Fundado el 28 de Mayo de 1993
Propietarios: Dr. Juan Carlos Eyras, Dr. Guillermo Eyras
Director: Dr. Juan Carlos Eyras
Domicilio: Dr. Carlos Madariaga 225, Gral. Madariaga, Buenos Aires, Argentina
(C) 2021

02/12/2021