Domingo 19 de Mayo de 2024
 15/05/2024 - CULTURA
Premio Pinamar #2254: se seleccionaron los 5 proyectos finalistas

Los 5 proyectos finalistas son “Souvenirs” de Amalia Pica, “Cosmotronco” de Denise Groesman y Julieta García Vazquez, “Camino para pinos” de Donjo León, “Arar en el mar” de Julián Terán, “Octava alucinación de primavera” de Nicanor Aráoz


Un jurado compuesto por Eduardo Basualdo (artista), Florencia Batitti (curadora y crítica de arte), Martín Bodas (arquitecto y urbanista), Mónica Girón (artista y docente) y Enrique Shaw (director ejecutivo de Pinamar S.A.), seleccionó los 5 proyectos finalistas del Premio Pinamar #2254, una iniciativa de Fundación arteba y Pinamar S.A. El premio tiene como objetivo principal propiciar campos de exploración que fomenten el vínculo entre el arte contemporáneo, la naturaleza y el urbanismo. El proyecto ganador se emplazará en el Vivero Forestal que dio origen a la ciudad. En esta primera edición, la curadora es Solana Molina Viamonte, directora de Móvil.
Cada proyecto, recibirá un monto en pesos equivalente a USD 1.000 (mil dólares) para trabajar en la viabilidad de su proyecto. En esta etapa, los
proyectos finalistas contarán con el asesoramiento del equipo especializado en desarrollo de Pinamar S.A. y el acompañamiento curatorial de Solana Molina Viamonte.


Los 5 proyectos finalistas son:


“Souvenirs” de Amalia Pica



Esta propuesta rinde homenaje a la tradición de la cultura material de las ciudades balnearias: la elaboración de objetos con caracoles marinos.
Para este proyecto en Pinamar, Pica está interesada en realizar esculturas de una forma que quizás ya le sea familiar a sus habitantes y visitantes, y usarla para realizar objetos inesperados.


Utilizar esta tradición de figuración sencilla y explorar los límites entre figuración y abstracción y su relación con el animismo y el humor. En un intento de combinar lo que entendemos como arte con lo que se considera artesanía, figurilla y escultura.
Luego las piezas serán elaboradas con un proceso de fundición en bronce, y serán instaladas en distintos lugares del vivero, el bosque, y probablemente llegarán a la ciudad generando un recorrido, búsqueda del tesoro, y señalamiento de ciertos edificios y árboles.


“Cosmotronco” de Denise Groesman y Julieta García Vazquez



Esta propuesta se infiltra en el bosque de pinos para contar otra historia. Una historia narrada desde las voces de la comunidad de plantas, insectos y hongos que habitaron estas dunas, médanos y humedales mucho antes de que ellos llegaran. El Pino, como nuevo habitante de este ecosistema, es el contenedor para reponer una historia que, como en todo el territorio de la provincia, suele creerse vacía.
Cosmotronco no tiene copa ni raíces; es un cuerpo-tronco que oficia de conector entre los mundos. Al recorrerlo internamente el visitante experimenta su crecimiento y al llegar a lo más alto, su cabeza sale a la superficie para reencontrarse nuevamente con el
bosque, un bosque que ya no es el mismo… …es una escultura de dos caras. Su exterior hospeda al elenco vegetal más representativo de la zona. Su interior es el escenario para una narración imaginada colectivamente, intervenida por insectos y microorganismos y recorrible para humanxs…”


“Camino para pinos” de Donjo León



Este proyecto tiene como objetivo evidenciar los distintos estados, caminos y usos que puede tener el pino. Tanto en su
estado natural como en su uso como material de construcción.
Consiste en un ambiente o invernadero que contiene y exhibe un tronco de pino. Es una estructura transitable y constituye a su vez
un mirador sobre el vivero. La arquitectura es un sendero curvo, que se enrosca como un caracol y crece como una ola.
En su parte superior tiene reminiscencias de la popa de un barco que mira al mar, como si estuviera adentrándose en la tierra. Bajo
el sendero, en el invernadero semi hermético, se emplaza un tronco de pino expuesto a condiciones de mucha humedad con el fin de crear un ambiente donde proliferan diferentes tipos de hongos; setas; musgos e insectos que lo descomponen. Así como el vivero reproduce los pinos, este ambiente muestra otro aspecto del ciclo de vida del pino. Exhibiendo su proceso de desintegración y transmutación para alimentar un nuevo ecosistema y regresar a la tierra.


“Arar en el mar” de Julián Terán



Se trata de una instalación realizada con discos de acero que emulan los tradicionales discos de arado, pero llevados a una
escala monumental. La obra estará compuesta por cuatro discos de 250 cm. de diámetro, semienterrados de canto en la arena y
alineados por un eje imaginario que los atraviesa en su centro como si hubieran quedado en la posición dada por la rastra de
arado al finalizar la labor del suelo. Cada una de las caras de los discos estarán grabadas con imágenes. En las caras cóncavas
se desplegarán, como un eco de la bóveda terrestre, mapas de estrellas correspondientes al cielo nocturno de Pinamar que darán
cuenta de los equinoccios de Marzo y Septiembre y los solsticios de Junio y Diciembre. En las caras convexas, evocación de la
superficie de la tierra, se grabarán imágenes de plantas nativas del ecosistema de los médanos.


“Octava alucinación de primavera” de Nicanor Aráoz



Escultura en bronce con pátina de color.


En los últimos años Araóz ha llevado a cabo una serie de investigaciones conceptuales y materiales que lo llevaron al desarrollo de un cuerpo de trabajo que se encuentra en la intersección entre la organicidad potencial de los artefactos creados por el hombre y lo subversivo en la naturaleza. “...La idea de avanzar en este análisis del cosmos específico que ocurre en el encuentro entre naturaleza y tecnología en este nuevo vivero,
en donde la naturaleza se antepone como entorno y resignifica esta larga investigación, implica una enorme oportunidad. Gran parte de mi investigación reciente es una elaboración de posibles respuestas a la pregunta “¿qué viene después del fin de todo?” Y “¿qué vendrá después de nosotros seres humanos, emisores de gases, creadores de plantas nucleares, inventores y promotores del caos?”


 



Al finalizar esta etapa, se seleccionará un único proyecto ganador. El o la o las artistas cuyo proyecto resulte premiado, recibirá un monto en pesos equivalente a USD 15.000 (quince mil dólares). Por otra parte, Pinamar SA cubrirá todos los gastos de producción del proyecto ganador que se estima será inaugurado en el verano de 2025.
Sobre Fundación arteba Somos una organización no gubernamental sin fines de lucro fundada en Buenos Aires el 16 de octubre de 1991, que genera, desde entonces, un impacto positivo en su comunidad al incentivar la producción artística contemporánea en Argentina y fomentar que más personas se acerquen a ella promoviendo la circulación de obras de arte.
www.arteba.org
IG: artebafundacion
Sobre Pinamar S.A
Es la empresa fundadora de la ciudad que se encuentra celebrando su 80º aniversario. Responsable del Parque Escultórico Pinamar, Playas Art Hotel,
Links Pinamar y de otros proyectos como La Herradura, Bosques, Pioneros y el complejo Villa de Mar.
www.pinamar.com.ar
IG: pinamar.ok


ESPACIO PUBLICITARIO
SOCIALES
Fundado el 28 de Mayo de 1993
Propietarios: Dr. Juan Carlos Eyras, Dr. Guillermo Eyras
Director: Dr. Juan Carlos Eyras
Domicilio: Dr. Carlos Madariaga 225, Gral. Madariaga, Buenos Aires, Argentina
(C) 2024
Registro DNDA: en trámite.
19/05/2024