16/01/2019 - COMUNIDAD / DELITOS SEXUALES
Los monstruos no habitan debajo de las camas

Entrevista exclusiva a la Dra. Andrea V. Quaranta, quien está en nuestra ciudad, aún atendiendo cuestiones del caso Swartz – Cyrulnik.


(Colaboración: Paola Ippolito) Las Dras. Nadia Rivas y Andrea Quaranta son abogadas penalistas y se desempeñan desde hace varios años con la problemática de delitos sexuales, son “ abogadas del niño”, una figura legal  novedosa. Ambas son referentes en estos casos  donde lo primordial es un marco jurídico de garantías y en un contexto donde el menor sea representado, sobre todo en aquellos casos donde las víctimas son menores de edad.


 


- ¿Cómo  tomaron contacto con el caso?


-En septiembre de  2014 me contacta Dario Swartz, a quien conocí en  2012 en el contexto del caso de Sebastián Quatromo, un caso de bastante repercusión  mediática donde se condenó  a un hermano Marista de un colegio de Caballito, que había abusado  de chicos de 12  años. El  juicio terminó cuando ellos tenían 34 años. Me contó su caso, la causa de injurias que le inicia Cyrulnik a él y quedó todo ahí. Me vuelve  a  hablar en 2018 porque  conoció a  Leandro y Malena y los tres se animaron a denunciar


 


- ¿ Es habitual que la gente consulte y luego pase un tiempo hasta que formalizan la denuncia?


-Si, se  necesita  un tiempo para iniciar un proceso, nosotras recomendamos también iniciar terapia para clarificar, contener  y propiciar un contexto saludable para el hecho jurídico


.¿Podemos inferir que en un contexto de confianza es más viable que el abusador perpetre su delito?


Claro que sí, los contextos de confianza ayudan, la persona no duda que eso esté bien,  lo mismo y más con familiares cercanos, y no olvidemos que también hay mujeres abusadoras, de lo cual no se habla


Es determinante y no es casual que la mayoría de los abusos se dé en un contexto intrafamiliar, eso permite que en muchos casos, el victimario no ejerza la coerción o amenaza


Esto ha ido cambiando, durante mucho tiempo la posibilidad  de denunciar prescribía 12 años después de ocurrido el hecho, luego hubo la ley Piazza (propulsada por R. Piazza) que los 12 años empezaran a correr cuando la victima cumpliese la mayoría de edad, porque al ser el abusador parte de la familia, muchas veces el menor no tenía acceso a la justicia o al respaldo afectivo que propiciara la denuncia,


 


. Nunca es tarde podríamos decir para aquellas personas que sufrieron algún tipo de abuso  ¿porqué el sistema en general y la sociedad tiende a revictimizar a las víctimas?


Yo creo, a nivel personal, que es un delito tan aberrante que la gente prefiere no creer que pasa, (sobre todo la familia de los abusadores)


Que prefieren cualquier explicación ante todas las evidencias y de ahí a culpabilizar  a


la víctima hay un paso


 


. Como padres y también en nuestro rol en sociedad podemos ayudar?  La ESI  brinda herramientas para concienciar y dar mayores recursos  para detectar cuándo se está siendo víctima de abuso?


No hay que guardar secretos hacia los padres, no importa quién lo pida. Nosotras desde el estudio compartimos mensaje de concientización y no propiciar obediencia ciega a un mayor sólo por ser mayor ( familiares directos o figuras de autoridad


La ESI es fundamental, muchas víctimas  no se dieron cuenta, no supieron distinguir una revisación de un abuso, de tener las herramientas tal vez lo hubiesen detectado. Desde el estudio apoyamos la ESI y su campo de acción


 


¿La denuncia provoca una reacción en cadena, otras víctimas se sienten más seguras una vez que hay un precedente?


Se provocan reacciones en cadena porque habían reconocido el abuso y a veces son figuras  prestigiosas, imaginate el  pediatra oficial de  tres instituciones muy importantes, ¿cómo osar hablar mal o sospechar de este profesional? Cuando hablan varios, la credibilidad se reafirma y ya son 31 víctimas que han denunciado


 


. Cómo se manejaron las denuncias de las víctimas que viven en el exterior?


Denuncias del exterior hay una sola, de su sobrino, que vino a Buenos Aires, El vive en EEUU, denunció solo, con nuestro asesoramiento


. ¿ En que instancia está el acusado?


La justicia no le notificó aún al acusado que existe esa causa, aunque él tomó conocimiento por los medios y nombró abogados defensores particulares, pero hasta Febrero no habrá novedades. Las víctimas ya ratificaron la denuncia. Nosotros pedimos que se le prohibiera la salida del país y nos lo negaron, esa es la situación judicial


¿Qué pena le cabe?


Se juzga cada hecho por separado, le cabrían 34 años si sumamos todos los casos, pero en la realidad no le darían más de 25 años, porque es el máximo para este tipo de casos


 


En mi opinión personal, los delitos sexuales en un contexto de abuso  son aberrantes en todas sus formas,  por la vulnerabilidad a la que están sometidos los menores, en su inocencia y confianza.  Ahora como padres tenemos más herramientas, para poder ayudar a otros a tomar conciencia, a poder identificar situaciones inadecuadas, a preservar los derechos del niño por sobre todo.


Un niño criado en valores, amor, salud y estabilidad será un adulto que podrá discernir con mayores elementos y a su vez transmitir  estos valores y preservarse para que nadie atropelle sus derechos.


Otros abordajes sobre esta temática es interesante de compartir, a través de la palabra de un excelente profesional, el Dr. Sergio Amato. Médico Psicoanalista, quien nos refiere “ La situación asimétrica dada por la relación médico – paciente, facilita el despliegue de mecanismos perversos que, de existir, el médico puede utilizar abusando de la confianza depositada en su figura.


 



  • ¿ Cómo funciona la negación?


Se trata de escenarios en los que el exceso de confianza y la sobrevaloración de la imagen del profesional, hacen que se construyan idealizaciones de sus atributos humanos, negando la posibilidad de un acto perverso.


En este, como en otros casos de abuso, el primer mecanismo implementado es la seducción en alguna  de sus formas y la transferencia, de modo inconciente, del  sentimiento de culpa del abusador hacia el abusado, liberándose aquél de toda responsabilidad y cargando la víctima con el sentimiento negativo de que nada puede hacerse ante semejante autoridad. De este modo se configura el estado de víctima inerme, quien llega a creer que merece encontrarse en esa situación, sospechando que alguna de sus acciones podrían haber causado ese comportamiento en su abusador.


La presencia de un adulto que acompañe al menor a la consulta se hace imprescindible, aunque no haya el más mínimo  motivo de sospecha sobre el profesional, cuando el contacto físico se hace inevitable


 


 



 Más de Pinamar
ESPACIO PUBLICITARIO
 28/08/2020 -

 11/09/2020 -

 22/10/2018 -

 02/05/2018 -

 03/04/2018 -

 03/04/2018 -

 03/04/2018 -

 08/08/2020 -





Fundado el 28 de Mayo de 1993
Propietarios: Dr. Juan Carlos Eyras, Dr. Guillermo Eyras
Director: Dr. Juan Carlos Eyras
Propiedad Intelectual N 70244673
(C) 2019 Buenos Aires - Argentina