Ir al inicio

Pinamar



AUMENTO DE TASAS

El Jefe de Gabinete de Pinamar, duro con la oposición

El Lic. Federico Panzieri responsabilizó a los concejales y mayores contribuyentes por otorgar al Ejecutivo un 11% de aumento en el valor del módulo y no el 24% que había solicitado en el proyecto original.

Pinamar.- Un nuevo proyecto de modificación del valor del módulo, para calcular las tasas municipales, será elevado en las próximas horas al Concejo Deliberante por parte del Departamento Ejecutivo, por entender que el 11% otorgado en la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes de la semana pasada no es suficiente para hacer frente a todas las obligaciones tomadas. Detalles El Lic. Federico Panzieri, Jefe de Gabinete del intendente Martín Yeza, opinó que “en un país donde la inflación ya no es un invento, donde se mide de manera profesional según se propuso el Gobierno Nacional, y donde se vaticina que hoy la misma culminará el año alrededor de un 23% anual, golpea muchísimo al Estado municipal, al revés que la oposición generó en el cálculo para el próximo año”. “La negativa de aprobar un presupuesto calculado, pensado y proyectado para que Pinamar aumente la calidad de servicios, generaría un recorte presupuestario muy fuerte en servicios urbanos, salud, seguridad y demás áreas; con el agravante de pensar en posibles despidos de personal contratado. El presupuesto que elevó el Ejecutivo fue de 970 millones de pesos y contempla un aumento de 6% al 12% en salud y eleva el presupuesto para la mantención y operatividad del centro de monitoreo de cámaras que sirven para la prevención del delito; siempre manejando un módulo de 11.5. Este cálculo que no logró llegar a buen puerto y sufrió un recorte de casi 80 millones de pesos”. “Hoy, las idas y vueltas entre secretarios y las reuniones con el sindicato son el escenario político que se vive para lograr salvar puestos de trabajo y hacer un esfuerzo para que no tiemble la economía de cada área, aunque los números son números”. El funcionario, además, pidió “dejar las mezquindades políticas”. “El presupuesto que enviamos desde el Ejecutivo días atrás tuvo como objetivo principal mantener y mejorar la cantidad de servicios que se lograron obtener en estos casi dos años, en el marco de una fuerte inversión de maquinarias y tareas operativas del sector de servicios urbanos, mantenimiento de espacios públicos, limpieza, mejoramiento en los sistemas informáticos de las áreas, seguridad, salud, acciones turísticas y demás. Y hay gente que no quiere que la muni salga adelante, que estemos bien”. Y sentenció: “Hay que saber separar la lucha política porque sí y dejar de decidir con consecuencias nocivas para la comunidad; una política que ya aprendimos que no sirve, que fue tóxica para todas las instituciones. Hoy, la Municipalidad paga sus sueldos, está al día; hoy Pinamar llega preparada en lo que hace a la limpieza, el mejoramiento del espacio público, arreglo de calles para recibir a los turistas y convivir entre todos de manera armónica todo el año. La oposición debe madurar en este aspecto, debe pensar en los vecinos y no en posiciones personales”. Panzieri sostuvo que “en algunas facturas de impuestos municipales mensuales, con el aumento propuesto por el Ejecutivo, se reflejaban aumentos de entre 30 y 40 pesos. Si pensamos en frío, menos de lo que cuesta en la actualidad un atado de cigarrillos”. Al respecto, opinó que es “banalizar el tema presupuestario con mezquindad política de parte de la oposición, tomando una posición de personas que activan en una asociación de defensa al consumidor en vez de pensar como partidos políticos que analizan la cosas a futuro para todos los pinamarenses”. Decisión política El intendente Martín Yeza se reunió en las últimas horas con sus secretarios, donde Panzieri habló de “pensar un año donde va a tener que acortar horarios, acortar los servicios y ejecutar de manera más inteligente y de forma ajustada el gasto del dinero de los contribuyentes, a pesar de haber reducido en un 20% la asignación de cantidad de horas. Teníamos para el año que viene un presupuesto elevado para las horas que iban a ejecutar empleados para elevar la calidad de servicio de la ciudad”. Destacó que “este sistema de horas extras en el que se hizo hincapié puntualmente para capitalizar de mejor manera el dinero del municipio se realizó con ingenieros en software contratados por el municipio; son trabajadores municipales, los cuales, desde sectores de la oposición, piden que reduzcamos: lo han demostrado por dos pedidos de informe durante el año; me dan la pauta que están mirando este grupo de personas que aportan al municipio, los cuales ingresaron con convocatorias en los diarios de manera transparente y le generan ahorros a la Municipalidad o también profesionales médicos que ingresaron a mejorar el servicio y demás personas capacitadas en las diferentes áreas. Esto nos da muchísima pena”. Generar confianza Con respecto a lo que costó llegar hasta acá, el Jefe de Gabinete afirmó que “nosotros logramos aprender a tener la capacidad de poder capitalizar el trabajo de nuestros empleados, de las personas que tienen la camiseta puesta del municipio, que nacieron acá, que crían sus hijos en la ciudad… nos mentalizamos con ese objetivo de poder encontrar la manera de que podamos trabajar bien en equipo; lo logramos y nos pusimos a trabajar para sacar adelante la ciudad. Nosotros podríamos sentarnos a negociar paritarias y hacer de cuenta que acá no pasó nada y que no hay que hacer ajustes y en abril no poder pagar los sueldos, pero sería totalmente irresponsable y no lo vamos a hacer; sí va a haber reducción de horas extras, y esto acarrea menor cantidad de gente que pueda brindar su trabajo, sean enfermeros, sean empleados que mantienen las calles, majean las máquinas y demás”. De la misma manera, “el voto de la oposición repercutió en el dinero que se recaudaría por la tasa diferenciada de la basura, donde los grandes generadores de basura pagarían otros precios que cualquier otro vecino. Esto nosotros no lo vamos a poder llevar adelante, y tenemos que ver de qué manera vamos a solucionar esos millones de pesos que hubiéramos recaudado”. “Hoy, Pinamar se encuentra con esta dificultad presupuestaria y con el desafío de lograr una reestructuración de luminarias de todo el Partido, los consultorios médicos del nuevo centro médico de la zona del barrio San José, la mantención de muchas de las obras que están ejecutándose que culminarán, y mantener la inyección anímica que se había logrado en la confianza del contribuyente”. Desde Hacienda ya están retomando los cálculos para volver a enviar un nuevo número, ya que en el mismo calendario legislativo no está permitido el tratamiento de un nuevo proyecto presupuestario. “Precisamente -dijo finalmente Panzieri- para que los concejales de la oposición punteen cada cosa que creen que hay que recortar o no. Cuando uno tiene la responsabilidad que les dio el votante, tienen que dejar las mezquindades políticas y las ambiciones personales. Sólo tienen que ponerse en el lugar del otro y mirar para adelante”.


LAS MAS LEIDAS