Ir al inicio

Deportes



UNA ACTUACIÓN ÉPICA

De Madariaga para el mundo

Gustavo Ismail terminó en el 10° puesto del Marathon Des Sables de Perú, una de las carreras pedestres más duras del planeta. Al mismo tiempo, fue primero en su categoría y el mejor de los seis argentinos que cruzaron la meta. ¡Aplausos y más aplausos!

Por Claudio Barrueco Gustavo Ismail, oriundo de Madariaga, cumplió una enorme actuación en el Marathon Des Sables de Perú: 10° puesto en la clasificación general y primero en la categoría VH1. Y sí, arriba las palmas para este “verdadero animal”, como llegaron a definirlo sus familiares, amigos y alumnos del Gusta Trail, el grupo de entrenamiento que el hombre de 44 años lidera en Mar del Plata, donde reside en la actualidad. Ahora bien, vayamos por partes… La carrera pedestre que finalizó el pasado lunes es una de las más duras del planeta. Esta vez, su recorrido contempló 250 kilómetros, divididos en seis etapas, que atravesó el desierto de Ica. Allí hay, entre muchos factores, implacable clima desértico, tormentas de arena y desniveles de hasta 300 metros. Y los participantes se sustentan en autonomía alimentaria, cargando con todo su equipo y a un ritmo libre sobre la peligrosa superficie. Ismail, específicamente, terminó como el mejor argentino entre más de 400 participantes. Totalizó un tiempo de 27h 19m 23s para quedar en el Top Ten de la sumatoria. Y algo más: los aplausos de todos, claro. Porque casi sin entrenamientos y planificación, el ultramaratonista que lució el dorsal N° 367 aceptó el desafío tal cual el guerrero que es, dejando bien arriba la imagen de los representantes albicelestes en base a garra, actitud y mucho corazón. Rachid El Morabity, de Marruecos, fue el gran dominador que tuvo la competencia, con un tiempo de 21h 35m 55s. Atrás culminaron Aldo Ramírez (Perú) y Erik Clavery (Francia), con 23h 39m 56s y 23h 50m 45s, respectivamente. En tanto, el cordobés Ignacio Ferrero, ubicado en el 37° casillero, con 34h 4m 37s, resultó el segundo argentino mejor posicionado entre los seis que lograron cruzar la meta. Ya quedó claro: Ismail, un madariaguense, se erigió como el gran embajador. Un orgullo bien nuestro. Un “verdadero animal”.


LAS MAS LEIDAS