Ir al inicio

General Madariaga



JUDICIALES

Juicio por Jurado: “Fue algo muy satisfactorio”

El Fiscal Walter Mércuri, en diálogo con EL MENSAJERO, se refirió al sistema de enjuiciamiento que tuvo cuatro simulacros desarrollados en los tribunales de Dolores. “A todos los que participamos, nos generó una gran satisfacción ver el compromiso, la responsabilidad y el entusiasmo que puso la gente”, dijo.

Un total de cuatro simulacros de Juicio por Jurado fue desarrollado hace unos días, en la Sede del Colegio de Magistrados de Dolores. En tal sentido, EL MENSAJERO dialogó con el Fiscal Walter Mércuri, quien expuso su opinión y expectativa en función de este sistema de enjuiciamiento. -¿Cómo fue la experiencia? -Fue algo muy satisfactorio. Como finalización de un posgrado en Litigación Penal que hicimos varios miembros del Poder Judicial de Dolores, se llevaron a cabo cuatro simulacros de Juicio por Jurado, en la Sede del Colegio de Magistrados de Dolores. El Jurado se compone por 12 miembros titulares (seis hombres y seis mujeres) y seis suplentes, los cuales son elegidos por sorteo del Padrón Electoral; además de un Juez técnico, que sólo dirige el debate, pero no participa. La condición para ser jurado es no tener ningún conocimiento de derecho; es decir, quedan descartados abogados, escribanos, procuradores, funcionarios públicos y miembros de las fuerzas de seguridad, entre otros. Deben ser legos en derecho. En la provincia de Buenos Aires, sólo se pueden juzgar por Jurado los delitos graves que establecen una pena de prisión mayor a 15 años. Los miembros del Jurado, luego de escuchar las pruebas, deliberan y dictan un veredicto, declarando al acusado culpable o inocente. En caso de ser declarado culpable, la pena la impone el Juez técnico y no el Jurado. -En lo personal, ¿qué le generó la experiencia? -A todos los que participamos del simulacro, nos generó una gran satisfacción ver el compromiso, la responsabilidad y el entusiasmo que puso la gente que fue Jurado. Hubo ciudadanos de Dolores que cumplían con los requisitos establecidos en la Ley, y que demostraron gran interés en participar de esta experiencia. En este caso, no fueron elegidos por sorteo, sino que se anotaron voluntariamente. Es sorprendente, como ocurre en todos los Juicios por Jurado, ver el cambio de actitud de la gente cuando le toca juzgar a una persona, y máxime cuando saben que tienen que cargar con la responsabilidad de enviar por muchos años a una persona a prisión o dejarlo en libertad. -¿Qué expectativa tiene con esta modalidad de hacer justicia? -El Juicio por Jurado era una deuda pendiente del Estado con la sociedad. Este sistema de enjuiciamiento está previsto desde 1853 en nuestra Constitución Nacional. Sin embargo, en la provincia de Buenos Aires recién se dictó la Ley en 2014. Y el primer juicio por Jurado se realizó en 2015, en San Martín. Tengo que reconocer que la mayoría -me incluyo- pensaba que la sociedad argentina no estaba preparada para juzgar a sus pares. Y ello, porque es una sociedad fácilmente influenciable por los medios de prensa. Las críticas a los fallos de la Justicia son, en gran medida, consecuencia de escuchar o leer en los medios sólo la parte resolutiva de un fallo, sin analizar el motivo y las pruebas para arribar a ese veredicto. Sin embargo, afortunadamente tengo que reconocer que todos nos equivocamos y que la sociedad demostró que está altamente capacitada para juzgar a sus pares. El Jurado analiza minuciosamente las pruebas. Y a la hora de deliberar, lo hace responsablemente y sin presiones. En Bahía Blanca, en el 70% de los casos graves que fueron juzgados por Jurado, los acusados fueron declarados inocentes. En el simulacro llevado a cabo en Dolores, de cuatro casos, el Jurado declaró inocentes a tres. En el caso en que me tocó participar, se trató de una persona acusada de asesinar a un nene de 2 años y fue declarado inocente. Si hubiesen sido jueces técnicos, seguramente hubiesen recibido todo tipo de críticas. Pero cuando es la gente la que decide declarar inocente o culpable a una persona acusada de homicidio, es, a mi entender, la máxima expresión de justicia. El Juicio por Jurado es la herramienta para que el ciudadano común participe en la Justicia y tenga en sus manos el poder de juzgar a otro ciudadano acusado de un delito grave. Estoy convencido de que, a través de los Juicios por Jurado, la gente va a cambiar la opinión de la Justicia. Y cuando le toque ser partícipe, se va a dar cuenta de que a una persona se la juzga por las pruebas y no por lo grave que sea el hecho que se le imputa. -¿Algo para agregar? -A fines de agosto, en Dolores, se va a llevar a cabo el primer Juicio por Jurado. Y luego seguramente se van a realizar muchos más. Sólo quiero pedirle a la gente que cuando le llegue una citación para ser Jurado, que la acepte, que se comprometa, que no deje pasar esa oportunidad única de ser Juez por un día y, así, poder entender la responsabilidad que ello implica.


LAS MAS LEIDAS

General Madariaga



Aspirantes a Flor del Pago