Ir al inicio

General Madariaga



MAIPÚ/JUDICIALES

Piden que médico vaya a juicio oral por homicidio culposo

En un hecho de presunta mala praxis ocurrido en enero de 2014 en el Hospital de Maipú, cuando el profesional habría abandonado la guardia de terapia intensiva que cubría.

Dolores (diario Compromiso)-. En una resolución reciente el Fiscal Departamental Dr. Diego Bensi solicitó al Juzgado de Garantías interviniente, la elevación a juicio de la causa que se le sigue a un médico por un presunto hecho de mala praxis ocurrido en el Hospital de Maipú. El Fiscal le endilga al médico Rodolfo Visca (de 54 años), que el 21 de enero de 2014 estando a cargo de la sala de terapia intensiva del Hospital Dr. Raúl Montalverne de Maipú, teniendo la obligación del control y atención de las personas internadas, lo que implicaba su permanencia en el lugar donde prestaba servicio, siendo aproximadamente las 21 horas había hecho abandono de la guardia. Provocando con su accionar que no agotara los medios de diagnostico y tratamiento del paciente Jaime Oscar Freijo, quien presentó un paro cardiorespiratorio, disminuyendo de esa manera las chances de recuperación del paciente, produciéndose su deceso. Este hecho fue calificado como “Homicidio culposo en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario publico”. El Dr. Bensi precisa que el médico abandonó la guardia, colocando al paciente en situación de desamparo, abandonándolo a su suerte a sabiendas del peligro que su acción generaba para la salud del internado. Que el imputado teniendo clara conciencia del peligro que su acción generaba, “aceptó, se conformó y contó con la posibilidad cierta de causar un agravamiento y/o muerte en el paciente Freijo, decidiendo concientemente -aunque solo sea para el caso eventual- en contra del bien jurídico protegido, la salud”. La acusación alternativa fue calificada como “Abandono de persona seguido de muerte”. El Fiscal basó su acusación en la denuncia formulada por la esposa del fallecido, donde esta indicó su traslado desde Mar del Plata -donde le habían hecho estudios- a Maipú, su internación en terapia intensiva del Hospital por las dificultades que presentaba según los médicos para deglutir. Resaltó que su esposo estaba consciente, no haber observado durante esta internación que lo conectaran a ningún aparato o monitor. En cuanto a lo sucedido dijo, que ese día en horas de la tarde le había preguntado a una enfermera si se le habían hecho controles, haber recibido como respuesta que no, que como se encontraba bien el médico no lo había visto. Dijo también la mujer, haber regresado en horas de la noche, apreciando que la luz de la habitación estaba apagada, que al acercarse a su esposo e intentar despertarlo no había respondido, que al tocarlo lo notó frío y por eso había llamado a la enferma, comprobando al encender esta la luz que estaba morado, no respiraba, estaba muerto, y que al dirigirse entonces a la habitación del médico de guardia no lo había encontrado. En la investigación declararon enfermeras y mucamas del Hospital, indicando alguna de las primeras que al paciente se le habían hecho maniobras de resucitación, que médico y que enfermero habían intervenido, el primero de guardia en otra área del nosocomio. Al ser interrogadas por el de guardia en terapia, indicaron no haberlo visto. Por su parte una enfermera puntualizó, que Freijo era un paciente de alto riesgo que se estaba estabilizando, por lo cual se le debían efectuar controles de sus signos vitales, Quien era Director del Hospital declaró haber concurrido a la sala y colaborado en la tarea de reanimación, y que al preguntar por el médico encargado de terapia al notar que no estaba en el lugar, le habían informado que no lo encontraban, que había salido. Según el informe médico la muerte del paciente había tenido relación con patologías preexistentes, las que dieron origen a una falla cardiorrespiratoria. El imputado al declarar negó los hechos por los cuales se lo acusaba, dijo que en ningún momento había abandonado al paciente, que éste estaba debidamente medicado, asistido en todo momento, siempre monitoreado. El Fiscal Bensi al formular la requisitoria de elevación a juicio, consideró que los dichos del procesado no alcanzaban parta contrarrestar los elementos obrantes en la investigación, quedando claramente demostrado que el Dr. Rodolfo Visca al abandonar la terapia intensiva a su cargo, sabiendo de la presencia de un paciente en delicado estado de salud, había influido negativamente en el tratamiento médico dado, disminuyendo las chances de sobrevida del mismo, solicitando por ello la elevación de las actuaciones al Tribunal en lo Criminal que corresponda para su juzgamiento.


LAS MAS LEIDAS

General Madariaga



Aspirantes a Flor del Pago