01/07/2014 -
 Pinamar
COMUNIDAD
Héctor Masoero: Soy un convencido que a la Argentina hay que cambiarla a través de la educación

El presidente del consejo de Administración de la UADE visitó Pinamar, donde dialogó con EL MENSAJERO sobre el presente de la educación argentina y el promisorio futuro que se viene.


Pinamar (por Sergio Michnowicz).- Hace tres años comenzó a gestarse el sueño de una casa de altos estudios en esta ciudad. Y hoy, con edificio propio y más de 500 alumnos, busca afianzarse en la región como la universidad que brinda carreras de grado y evita el desarraigo, algo que provoca que muchos abandonen los estudios por estar lejos de su lugar. Héctor Masoero es el presidente del Consejo de Administración de la Universidad Argentina de la Empresa. De visita por Pinamar, mantuvo un diálogo con EL MENSAJERO donde expuso sus ideas sobre la educación que se viene. "Este sueño empezó hace poco más de tres años. Un día vinimos de vacaciones invitados por las autoridades a hablar de educación en Pinamar, y así fuimos armando el sueño que fue traer una universidad acá. A los 20 días nos llaman de vuelta y me preguntan si estaba hablando en serio o no, y realmente la UADE es una fundación de verdad, que no tiene dueños ni accionistas, no le paga dividendos a nadie, ni alquileres a nadie, no distribuye utilidades. Donde todo lo que recauda por aranceles se reinvierte. Con lo cual nuestro objetivo es darle una mejor educación a la gente a un costo lo más bajo posible y sacar graduados de calidad." "Estamos convencidos que cambiar y mejorar a la Argentina es con graduados de calidad y en cantidad" sostuvo Masoero. "Porque si se tiene una universidad que saca pocos graduados no alcanzan para las metas grandes. En nuestro caso, estamos graduando entre 1400/1500 alumnos en Capital Federal, y ya en Pinamar para el año próximo tendremos los primeros graduados de las carreras cortas." "Hoy aquí estamos dando cuatro carreras de grado y cuatro tecnicaturas. Nuestra idea es seguir en la medida que haya demanda creando carreras de grado. Localmente tenemos 400 alumnos que cursan cuatrimestre completo, y de Buenos Aires vienen por año alrededor de 4000 personas más. Esto le da un volumen importante a la ciudad, porque empieza a ver un movimiento genuino fuera de la temporada. Si hacemos la cuenta que cada chico que viene gasta por día entre el hotel -tenemos cuatro contratados- mas 200 pesos para la comida, por año están dejando 14 millones de pesos. Es un movimiento económico y constante que antes la ciudad no tenía. Porque no es que vienen todos juntos sino poco más de 200 alumnos por semana." "Por otro lado, ya en la sede están trabajando alrededor de 30 personas más proveedores. Las personas que trabajan con nosotros lo están con un empleo de calidad, totalmente en blanco, con todos los aportes sociales, con la jubilación, con la obra social. A muchos les cuesta crerlo, porque no es una costumbre en Pinamar que por ahí aquí hay mucha changa, mucho trabajo sin aporte, y no es regular durante todo el año." Masoero aclaró que "este financiamiento lo logramos con las dos sinergías, palanqueándonos con los chicos que traemos hasta que la sede de aquí se pueda autofinanciar. Hoy tenemos capacidad para 1500 alumnos, y a fines del año que viene estaremos en los 500. hay que seguir creciendo incorporando cada vez más productos." - Que hayan carreras de grado se debió a un estudio previo que hicieron... - Lo que hicimos fue un estudio de mercado hace tres años, y con eso sacamos un primer menú. Despues es el día a día, la práctica, la gente que viene y pregunta si no hay tal o cual carrera. Anotamos cuántos querían, por ejemplo abogacía, y si daba la masa crítica -este año se inscribieron 80 personas- le dimos para adelante. - ¿Imaginaba hace tres años atrás esto que es ahora la UADE en Pinamar? - No. Casualmente estuve con el rector que me acompañó, recordando que hace tres años veníamos caminando desde la avenida con el celular, midiendo la distancia para saber dónde estaba el terreno. Y que se dieron un montón de cosas, como la necesidad de la sociedad de tener un producto de este tipo. "Segundo, la voluntad política de los que estaban gobernando la ciudad que querían que UADE esté aquí y nos ayudaran a esto. Después la generosidad de Pinamar SA que nos donó tres hectáreas, la del Arq. Carlos Soto que nos dio sin cargo el proyecto ejecutivo de la obra, el diseño conceptual. Y a nosotros que nos agarró en un momento que teníamos disponibilidad para hacer la inversión. La hicimos, y hoy hay un equipo fabuloso de gente trabajando, que tienen unas ganas locas de hacer las cosas bien, de empujar y ayudar al cambio de la Argentina a través de la educación. Porque soy un convencido y un enamorado que a la Argentina hay que cambiarla a través de la educación." - ¿Qué es entonces la educación para usted? - Soy una persona muy agradecida de la vida, porque mi origen fue muy humilde. Estudié en la escuela pública primaria y secundaria; recién en la universidad, cuando estaba trabajando, pude concurrir a una universidad privada. Y todo lo hice con esfuerzo y con trabajo. Recordó que "hace tres semanas estuve con el Papa Francisco, y después que la vida me dio esa suerte de estar en esos lugares, con las personas que yo menos me hubiera pensado 20 años atrás, pienso que es una forma de retribuirle a la sociedad esto que pueda tener por esfuerzo mío y por suerte. Y estar en el momento oportuno con las ganas de hacer las cosas." - La recompensa se ve a través de estos nombramientos que tuvo últimamente... - Hace cinco años me nombraron como Miembro de Número de la Academia Nacional de Ciencias de la Empresa, y pensé que esa iba a ser mi academia. Pero este año tuve la suerte, por unanimidad, que la Academia Nacional de Educación me nombrara como Miembro de Número. Un lugar que al principio lo miraba y pensaba que esto no es para mí porque quienes la integran son ex Ministros o Ex Secretarios de Educación, gente que se dedicó toda su vida a la educación. Y yo en cambio esto lo hago en mis tiempos libres, en vez de jugar al golf o estar en un rotary. "Pero fue una muy grata sorpresa, estoy con gente amiga y querida como mi antiguo rector de la Universidad de Belgrano, Avelino Porto. Y ahora desde ahí estoy trabajando, tratando de ayudar a lo que es la escuela primaria." - ¿Porqué la escuela primaria? - Hay mucha gente que dice que el problema está en la escuela secundaria, que los chicos que llegan a la universidad lo hacen con una mala formación. Pero en realidad, y estoy convencido, que el problema está en la primaria. Porque generalmente los que analizan, hablan y escriben son universitarios. Y lo hacen desde el cómo me reciben a mí. Pero si uno baja un nivel y les pregunta a los secundarios dónde está el problema, ellos dicen en la primaria. "Por eso lo primero que hay que arreglar es la educación primaria que es donde están los cimientos, donde los chicos empiezan a formatear su cabeza, donde empiezan a sumar, a escribir, a razonar. Hoy en día, desde mi punto de vista, hay que lograr que los docentes se conviertan nuevamente en educadores. Que se revalorice la figura del docente, que se capacite, que se adapte a los nuevos escenarios, y que se adapten a los chicos que tiene que educar que son muy diferentes a los que estaban en el aula hace 30 o 40 años." "Y fundamentalmente, capacitar al docente y pagarle bien. Y el docente tiene que cumplir. No puede haber tres docentes por curso porque hay dos de licencia. Ahí hay un problema. Entonces hay que regularizar los convenios colectivos docentes. Si uno compara todos los convenios de las provincias con la ley de contrato de trabajo o con el sindicato de comercio, por ejemplo, se da cuenta que las condiciones laborales son mas o menos iguales, los sueldos lo mismo. Pero el gran problema son las licencias, donde los convenios de los docentes tienen entre dos y tres veces las licencias que tienen los convenios tradicionales." "Esto hay que corregir. Partir del paradigma que al docente le pago mal y por cualquier cosa no va, a que el docente esté bien pago y tiene que ir. En Finlandia hay tres docentes por curso: uno atiende la clase regular, otro ayuda a los que vienen más retrasados, y el otro las prácticas. En Argentina tenemos casi tres por curso, pero trabaja uno porque los otros dos tienen licencia." "Además, el nivel de embarazo de riesgo entre los docentes es terrible. Si uno compara la cantidad de docentes con embarazo de riesgo con el resto de las mujeres, es casi 3 a 1. Es por eso que los embarazos así tienen mucha más licencia que los embarazos tradicionales. Y compenso. Al docente le pago mal, no lo capacito, no lo exijo, y va poco." "Tenemos que ir por un sistema virtuoso, donde al docente lo capacito, es reconocido en la sociedad, le pago bien y cumple. Esta es la gran transformación que pienso hay que hacer en la escuela primaria, para que cuando vayan los chicos a la secundaria vayan formateados y cuando ingresen a la universidad vayan mejor." - Estoy de acuerdo. Pero acá falla el control. Porque las leyes laborales, los convenios colectivos, las normas que existen y benefician al trabajador, al no haber un control estatal en este caso, se producen estas situaciones... - Hay un control muy laxo de la parte médica, de algunos hospitales, y de algunos responsables de controlar todo esto. Y así el sistema no funciona. Otro tema es la cantidad de días de clase, que no se cumple lo que marca la ley. La única forma que se compense es que hayan clases los sábados. Pero están todos mirando para arriba... "Dicen que los chicos van a aprender igual en menos días, que le van a dar mas cosas. Mentira. Cualquiera que sepa de educación sabe que los días ya son bastante estrechos y si uno le saca días no le puede meter más práctica a los chicos porque es muy difícil que aprendan. Por eso es un tema que hay que atacarlo de base. En Brasil, México, Ecuador, hubo grandes conflcitos con los educadores. En México por ejemplo, un sindicalista terminó preso. Pero con un acuerdo político hay que ajustar el tema y poner al docente donde se merece: que sea una persona respetada en la sociedad, capacitándolo, que cobre bien y cumpla con sus obligaciones." - Muchas veces digo que en términos económicos, en cuanto a leyes argentinas, hay abundancia de palabras y escacés de sentencias... - Claro. Un tema que no entiendo ni entenderé es porqué hay una ley que impulsó el radicalismo -y sigue defendiendo conceptualmente- que no deja que las evaluaciones de las PISA (Programa Internacional para la Evaluación de los Estudiantes, implementado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) se den por escuelas. En otros países los padres eligen las escuelas que tienen la mejor evaluación de las pruebas PISA y se pelean para mandar a los chicos ahí. Y se publican esas evaluaciones. "Lamentablemente, acá que está el dato, el Ministerio de Educación no deja conocer esta información. Recién ahora en la Capital Federal están las evaluaciones PISA y ya se empiezan a ver un poco más transparentes. Así se evalúa escuela por escuela y se mide el aprendizaje anual de todos los chicos." - Habrá leído una encuesta, no hace mucho, de las mejores universidades de América Latina, donde Argentina no figura entre las 20 más destacadas como era costumbre. ¿Qué opinión tiene sobre esto? Porque la UADE también entra dentro de ese listado... - Soy bastante crítico con los rankings. Porque no es fácil medir si los chicos aprenden o no. Todas esas evaluaciones que lo miden son proyectos de investigación: publicaciones en revistas con referatos, o participación en congresos. Si miden otra cosa dentro de la fórmula, es muy pequeño lo que miden. Porque el 60/70 % de lo que miden es esto. "Entonces, ¿cuáles son las organizaciones que aparecen ahí? Las que tienen un gran volumen de estudiantes que están focalizados en la educación básica, no en la investigación aplicada. En Argentina hay muchos que estamos haciendo muchas cosas en investigación aplicada. ¿Cuál es la diferencia? La educación básica es la aplicación de ciencia dura, donde voy al corazón de la investigación." "La investigación aplicada es como, yo teniendo una nueva tecnología, investigo para qué sirve en el mundo real y cómo puedo hacer la transferencia a la sociedad, a la industria, al conocimiento. Esto no se mide en ningún ranking de investigaciones, tampoco se mide si los chicos aprenden. Esos ranking que no ponen a la UBA -que bajó muchísimo- ni a las universidades privadas, no dicen que están midiendo investigaciones básicas." "La Argentina hoy día no precisa de educación básica, sino lo que necesita es investigación aplicada y mejorar el nivel de conocimiento. Porque no queremos masa crítica como país ni volumen de investigadores para poder aplicar. Cuando uno va a un país como India que está sacando 100 mil ingenieros por año, de esos hay cinco que se dedican eso y son un montón. En cambio Argentina es un país muy chico que no puede dedicar muchos recursos a la investigación básica sino que tiene que aprovechar la rueda que se invente en el mundo y ver cómo con esas rueda hacer cosas útiles para el país y transferencia para la sociedad." - Visto así como usted lo manifiesta, es algo positivo. Visto hacia afuera, la opinión pública recibe en grandes titulares que bajó el nivel educativo en la Argentina... - Miraría con mucha más criticidad el indicador de la prueba PISA. Porque esto mide si los alumnos aprendieron a leer, a escribir, a sumar. Mientras que lo otro mide publicaciones en revistas con referatos o patentes en el mundo. Argentina tiene que estar preocupado por la mala performance que estamos teniendo en los indicadores de PISA mucho más que las investigaciones en los ranking. - Digamos entonces que en lineas generales estamos bien... - No. Estamos mal en lo que es indicadores PISA. Pero si tengo recursos, lo primero que haría es ponerlos, primero, en la educación a nivel que los chicos aprendan; segundo, lo pondría en investigaciones de transferencia a la sociedad e industria, y tercero recién a la investigación básica. Tenemos que hacer el primer y segundo paso antes de ir al tercero. - Si le pregunto universidad pública o privada, me dirá seguramente privada. ¿Qué opina sobre una universidad sin arancelamiento, gratuita...? - No estoy de acuerdo con esto y no porque estoy colaborando con una universidad privada. Porque cuando uno mira el nivel de alumnos que tiene la universidad en la Argentina, 500 mil parecería ser una buena cantidad. ¿Pero dónde están esos 500 mil que estudian y desde cuándo? Cuando veo que los que estudian ingeniería son muy pocos y que los necesito, y tengo una cantidad terrible que estudia ciencias sociales y después no tiene trabajo, no suena lógico. "En la mayoría de los países, incluso los comunistas donde la educación no es arancelada, tiene cupos. No es que uno estudia lo que quere, sino lo que el país necesita. Y eso lo estamos pagando todos con los impuestos. La escacés de ingenieros en la Argentina es terrible; la industria no los tiene. Y el problema también radica en lo que es la educación media porque lamentablemente, cuando tomaron la decisión en los años 90 de cerrar las escuelas técnicas, se acabaron los torneros, los matriceros, los electricistas. Hoy uno se encuentra que en funciones de mantenimiento, de instalaciones en los parques industriales, no tienen mano de obra." - ¿Cuál es su ambición? - Quiero ayudar a la transformación de la Argentina sin meterme en la política. Desde las entidades civiles pienso que el ciudadano puede aportar mucho con emprendimientos privados que ayuden a los políticos. El 3 de Junio estuve con el Papa Francisco en el Vaticano. Fui a verlo, lo conocía cuando estaba en Buenos Aires, como siempre llego temprano me llevan a una sala contigua a a residencia de Santa Marta, me quedé revisando los papeles, y como se enteró que estaba se mandó media hora antes. Estuvimos charlando como 45 minutos. "Le dije no te vengo a pedir nada, y le ofrecí algunas ideas que teníamos. Eran cuatro ideas importantes, uno era una capacitación para curas argentinos, otro para curas del Vaticano, otra era seguir con el plan de becas que tenemos con la Pastoral Universitaria -pasamos de 14 a 20- y la cuarta es capacitar en toda las carreras de grado para que los profesionales puedan detectar la plata mal habida producto de los narcos. Le dije que hay que empezar a modificar los planes de estudio porque, cuando éstos se hicieron, este problema no existía. Esto lo tendrían que hacer todas las univesidades." "Me escuchó, me regaló un rosario, vengo a Buenos Aires y a la semana me manda un mail en el cual le parece bárbaro todo pero quiere que empecemos con lo último. Así que ya estamos modificando los planes y UADE será la primera universidad que lanza el próximo cuatrimestre la incorporación en sus planes de estudio especialidades que le permitan a los alumnos detectar dinero mal habido." Porteño, de familia obrera Entre sus recuerdos de juventud, Masoero cuenta que "mi papá era almacenero, mi mamá estaba enferma y mi hermana discapacitada. Y así empecé yendo a la escuela pública primaria y trabajaba en el almacén. Después fui a la secundaria y seguía en el almacén. Me recibí de perito mercantil y empecé a trabajar de día y estudiar de noche en la Universidad de Belgrano. De lo que ganaba, un tercio de mi sueldo era para la cuota de la universidad, un tercio para ayudar a mi papá y vivir, y un tercio para la cuota de un coche un Chevrolet 47 (risas)..." "Estudiaba colgado en el colectivo 80, leyendo desde Devoto hasta Barrancas de Belgrano. Era el año '73. Y fui a la universidad privada porque la pública era un caos: yo quería ir a estudiar, no a hacer política ni perder el tiempo. Despues empecé a trabajar y estudiaba en los aviones. Mis lugares de estudio fueron esos, colectivos y aviones (risas). Trabajaba en una constructora y me mandaban por todo el país y el mundo, y como duraban entre 8 o 10 diez horas, aprovechaba para preparar los finales." "Me recibí de contador, seguí trabajando, estuve un año en Estados Unidos por un posgrado. Cuando vengo pensaban que yo sabía de educación y me invitan al Club Harvard de Argentina y seguí trabajando. Y así terminé de presidente en ese club (risas). De allí me llamaron de la UADE, trabajé y terminé también de presidente (risas)."

 Más de Pinamar
GREMIALES
Pinamar recibirá en noviembre al congreso de trabajadores judiciales
La Juventud Judicial se apresta a vivir la tercera edición de su Encuentro Nacional, que se desarrollará los días 1, 2 y 3 de noviembre, con la participación de jóvenes trabajadores judiciales nucleados en la Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN).
GREMIALES
Los profesionales de la salud en estado de alerta
El presidente de la CICOP dijo que la situación laboral se deteriora cada vez más, y que las autoridades no quieren ver el preocupante problema que va en aumento.

MUNICIPALES / OBRAS
Renovación Urbana en Avenida Shaw
El proyecto contempla la remodelación de las siguientes esquinas del centro cívico de Pinamar
BIBLIOTECA POPULAR MANUEL BELGRANO
Hoy, Manualidades con botellas de plástico
Los esperamos junto a sus familias hoy, sábado 19 de octubre a las 15hs. para hacer unas divertidas manualidades en la Biblioteca, De las Medusas 1230, Pinamar.
ESPACIO PUBLICITARIO










Fundado el 28 de Mayo de 1993
Propietarios: Dr. Juan Carlos Eyras, Dr. Guillermo Eyras
Director: Dr. Juan Carlos Eyras
Propiedad Intelectual N 5352900
(C) 2019 Buenos Aires - Argentina